FANDOM


El Agotador Domingo de Sakura (ES) / Un domingo muy agitado (HA) (さくらのくたくた日曜日, Sakura no kutakuta nichiyoubi) es el episodio 4 de la Primera Temporada de Card Captor Sakura. Se emitió por primera vez el 25 de abril de 1998.

SinopsisEditar

Mientras limpiaba la casa, Sakura encuentra dos cartas Clow en estado inactivo, Bosque y Lluvia. Pero mientras hace un mandado para su padre, las dos cartas se activan creando una jungla dentro de la casa. Sakura usa a Agua para capturar la carta Lluvia, y Bosque se rinde por su cuenta. Sakura recibe la lección, ganada con tanto esfuerzo, de que una carta no está completamente controlada hasta que ella firme su nombre en ella.

ResumenEditar

Sakura se despierta de muy buen humor por la mañana: había quedado con Tomoyo para ir al bosque y hacer un picnic. Cuando baja a desayunar, habla con Touya y con Fujitaka, su padre, quienes le recuerdan que hoy no podrá ir con Tomoyo porque tiene que realizar la limpieza por completo de la vivienda. Cuando Touya y Fujitaka se marchan, Sakura da rienda suelta a su tristeza y llama a Tomoyo para avisarla de que no podrá acompañarla al bosque.

Cuando comienza a limpiar la casa, Sakura, aspirando, se encuentra con la Carta Bosque, que se encontraba debajo de la alfombra, y la deposita en uno de sus bolsillos, sin escribir su nombre en la carta. Poco rato después, al limpiar el sótano, se encuentra con la carta Lluvia, aunque ella no lo sabía, ya que estaba toda cubierta de tinta. La recoge y la coloca encima de la mesa del sótano, justo al lado de Bosque, sin escribir su nombre en la carta nuevamente. Entonces Fujitaka llama a la casa: se le había olvidado el informe que necesitaba para dar la clase encima de la mesa del despacho. Sakura sale corriendo y se lo lleva. Cuando vuelve, Kero ya ha realizado la colada y se encuentra durmiendo en la cama, esperando a que Sakura preparara la merienda. Se escuchan crujidos en toda la casa y Sakura despierta a Kero, entonces los dos deciden investigar a ver qué ocurre.

Sakura coge una fregona pensando que es un fantasma, y ​​Kero pregunta si los fantasmas pueden incluso aparecer durante el día. Se dan cuenta de que los ruidos provienen del sótano, y se dirigen a él para comprobar el motivo. Al abrir la puerta se ve un árbol creciendo a gran velocidad. Ella cierra la puerta, cortando algunas de las ramas. Las ramas desaparecen detrás de la puerta y Kero ahora confirma que es el trabajo de la carta Bosque.

Mientras mantiene la puerta cerrada, Kero le dice a Sakura que, aunque todavía está en la tarjeta, tiene que sellarla con su firma. Se muestra y Sakura intenta capturarlo pero vuelve al sótano. La rama captura a Kero y Sakura por sus piernas y las cosas se vuelven más agitadas cuando de repente oyen a alguien tocar el timbre de la puerta. Sakura responde, luego se da cuenta de su error, cubre su boca.

Kero luego pretende ser una muñeca, volviéndose inerte. La rama se abre paso a través de la puerta del sótano y arrastra a Kero y Sakura hacia la puerta principal. Sakura ve que alguien abre la puerta y se tapa los ojos. Justo entonces llega Tomoyo llevando una canasta, que ayuda a Kero y a Sakura a librarse de las ramas de Bosque.

Las ramas se hacen más grandes, lo que hace que corran a la terraza. Kero ve la ropa y se enoja ante la idea de tener que volver a empezar, lo que hace que él y las chicas hagan un viaje al sótano. Sakura se coloca el traje que Tomoyo tenía preparado para la ocasión y después de llegar finalmente al sótano, Sakura usa la carta Agua para capturar la carta de Lluvia, y la carta Bosque vuelve al estado de carta ella sola. . Sakura recibe la lección duramente aprendida de que una carta no está completamente controlada hasta que ella firme su nombre en ella. Después, Tomoyo afirma poco después que la grabación obtenida de esa captura era mucho mejor que cualquiera que hubiera podido obtener en el bosque.

Después de atraparla, Kero repentinamente llama a Sakura y Tomoyo, y ven que la casa está en peor estado que antes, pero Tomoyo alivia la desesperación de Sakura y Kero al ofrecerles ayudarlos a limpiar. Más tarde, Fujitaka y Touya regresan del trabajo, viendo la casa muy limpia y encontrando a Sakura y Kero tomando una siesta en su habitación. Fujitaka le agradece a Sakura por limpiar su casa y dice que comerán más tarde. Touya le dice que ponga su nombre en una pieza antes de que Sakura lo vea. Sakura murmura en su sueño que ya escribió su nombre, refiriéndose a las cartas. Las Cartas Bosque y Lluvia están detrás de ella con su nombre escrito en ellas.

TriviaEditar